Alquiler salas
 

Masaje tántrico

Caricias para el alma.

A diferencia de otros masajes, aquí no hay normas establecidas.
Es a la vez, relajante, envolvente y energizante – en el sentido de que se meven energías - y particularmente sensual así como una experiencia espiritual al mismo tiempo.
Consiste en grandes movimientos de unión entre todas las partes  del cuerpo y el tacto sobre los 7 chakras - puntos de energía.
Los movimientos del masaje son suaves y lentos, hasta tal punto que es difícil seguirlos mentalmente. Las manos del masajista se deslizan de pies a cebeza, con la idea de introducir en el cuerpo un estremecimiento, una vibración que haga dificil cualquier pensamiento.
Es  necesario respirar profundamente durante todo el masaje para aflojar la masa y desbloquear las emociones. El masajista intentará sintonizar su respiración con la de su compañero.

Tiene como primer objetivo la conciencia del cuerpo, fuera del control mental, lejos de gestos y comportamientos automáticos de la vida diaria.

Para hombres, mujeres y parejas.