Alquiler salas
 

Drenaje linfático manual

Es una técnica manual, que exige un conocimiento y técnica específicos. Está basada en movimientos superficiales, lentos y repetitivos, que tiene como fin exclusivo y propio el de acelerar y aumentar la circulación linfática en movimiento, favoreciendo la descarga de líquido superfluo y toxinas del organismo con las secuencias repetitivas de arrastre de la linfa hacia los ganglios colectores menores y terminales. Siempe teniendo en cuenta la dirección del transporte de la linfa.

Primero se abren los canales linfáticos de cabeza y cuello, donde están los principales ganglios y después se va trabajando la zona a tratar de manera localizada, con lo que un tratamiento localizado conlleva a una hora aproximada de tratamiento.

Indicaciones médicas y estéticas:

Eliminación de toxinas y desechos, tonificar y fortificar el sistema nervioso, sinusitis y rinitis, estreñimiento...

Estética: Problemas cutáneos, celulitis, cicatrices, relajación, post-liposucción, congestión, edema, retención de líquidos, hematomas, varices, hemorroides....

Medicina: Linfedemas, lipedemas, edemas durante el embarazo, edemas hormonales por el periodo, fleboedemas, colesterol...